Belvo

Cómo construir un equipo comprometido en un entorno global y remoto

Maria

Maria

Compartir

Cómo construir un equipo comprometido en un entorno global y remoto

La cultura es uno de los elementos críticos dentro de cualquier compañía. Y, en Belvo, lo consideramos un pilar clave para hacer posible nuestra misión: construir los cimientos de la próxima generación de servicios financieros en Latinoamérica a través de una plataforma de APIs de datos bancarios y financieros. Solo seremos capaces de lograr esta misión con las personas adecuadas. Y para ello necesitamos un equipo con quien compartir un conjunto de valores y a quienes empoderar con autonomía y responsabilidad individual.

Pero, ¿cómo podemos hacerlo?, ¿cómo es posible alinear a diferentes personas, procedentes de diferentes culturas y contextos, bajo una misma misión?

Antes de entrar en cómo lo hacemos, dejadme compartir algunas cifras del contexto de cómo hemos llegado hasta aquí:

  • Belvo solo tenía a dos personas en su equipo en junio de 2019.
  • Y en lo que llevamos de 2020 el equipo ha crecido en un 400%. Solo el 0,5% de los candidatos que vemos llegan a ser contratados.
  • Nuestro equipo tiene 12 nacionalidades distintas y funciona con un modelo híbrido en el que un 38% de las personas trabajan en modo 100% remoto y un 68% combinan el trabajo en remoto con el presencial en una de nuestras oficinas en: Ciudad de México, São Paulo o Barcelona.
  • Alrededor del 22% de las contrataciones vienen de referencias internas de empleados.
  • Según nuestras evaluaciones del tercer trimestre, el 100% del equipo tiene un nivel compromiso bueno o alto.
  • Tenemos cero rotación voluntaria de personal.

Nunca habríamos sido capaces de alcanzar estas cifras sin una cultura de empresa sólida y un proceso deliberado para mantenerla. Así que, ¿qué es lo que hemos hecho hasta ahora?

Un proceso de contratación alineado

Para tratar de evitar cualquier tipo de sesgo o asunción preconcebida, implementamos decisiones compartidas entre todos, desde el principio, en todo lo que hacemos.

De hecho, varias personas dentro de Belvo participan en distintas fases del proceso de contratación. Al fin y al cabo, estás eligiendo a quien va a trabajar contigo, pero él o ella también te elige a ti.

Nuestro proceso comienza con la definición del perfil, un trabajo que se realiza conjuntamente entre un manager, el equipo de People y un ‘belvoer’ senior. Una vez definido el perfil y cuando todos los involucrados están alineados, cada candidato sigue un mismo proceso estándar:

  1. Entrevista con un ‘belvoer’ y el equipo de People. En esta entrevista se verifica que la persona encaja con la cultura de la empresa y que cuenta con las habilidades técnicas necesarias. A menudo conoces a personas que tienen lo que estás buscando pero que no llegan en el momento adecuado. En estos casos, mantenemos el contacto con los candidatos para posibles futuras colaboraciones.
  2. Si el candidato encaja, seguimos el proceso con un test técnico que la persona tendrá la oportunidad de presentar a su futuro manager y un compañero de equipo. En esta fase entendemos a un nivel más profundo si el candidato encaja en términos de pragmatismo y capacidad de ejecución.
  3. Lo siguiente es una reunión de ‘team fit’, en la que la persona conocerá a uno de los futuros compañeros de equipo para reunir más información sobre cómo trabajamos. Necesitamos que todo el mundo se sienta cómodo y alineado.
  4. Finalmente, llega el momento de conocer a los fundadores, que conocen a absolutamente todas las personas que forman parte de Belvo y responden a cualquier pregunta que el candidato pueda tener sobre la misión, misión o valores de la empresa, así como futuros retos como compañía, etc. Y como paso final, hacemos una comprobación de referencias del candidato.

Es importante recordar que el proceso es estándar para todos los candidatos, también para los que llegan por referencias internas. Tenemos que ofrecer a todos exactamente la misma experiencia, independientemente de si van a convertirse en un empleado 100% remoto o estarán basados en una oficina en Barcelona, Ciudad de México o São Paulo.

No importa desde donde trabajes, lo que importa es quién eres y en quién te convertirás en Belvo.

El ‘onboarding’ empieza antes del primer día

Hemos establecido un proceso de bienvenida (o de ‘onboarding’) que permite que cada candidato se sienta parte del equipo antes de su primer día. Para ello hemos preparado un pack de bienvenida que incluye:

  • Toda la información relevante para el proceso en un formato de ‘check-list’ y una serie de contenidos para leer en nuestra herramienta interna de gestión de la información (Notion).
  • Las grabaciones de las dos últimas reuniones de ‘all hands’, guías generales y por departamentos, un horario para el ‘onboarding’, las herramientas que utilizarán y qué esperar de su primer día y su primera semana de trabajo.
  • Información sobre quién será su ‘buddy’, una persona dentro del empresa a la que podrá recurrir durante sus primeros días para resolver dudas y buscar consejo.

Como parte de este proceso estandarizado de ‘onboarding’, el nuevo ‘belvoer’ también tendrá acceso a toda la información que necesitará para tener éxito en sus primeros días, conocerá a algunos miembros de su equipo y también tendrá la oportunidad de conocer a todo el resto de empleados de Belvo en un café virtual ‘all-to-one’. Este encuentro tiene lugar durante la primera semana y todos los empleados están invitados a participar para saludar y conocer al recién llegado.

También se le informará de todos los beneficios que se aplican a todos los empleados como la información relativa a las vacaciones, los remuneraciones de bienestar que todos tienen, el día de cumpleaños libre, la posibilidad de cambiar los días festivos, el retiro anual del equipo una vez al año en un lugar secreto, el presupuesto de entrenamiento que todos podemos utilizar anualmente, y lo más importante: las opciones de compra de acciones. Eso significa que eres tan dueño de la compañía como todos en Belvo, algo fundamental para que todos se sientan parte del proyecto. Una compañía, un equipo, una misión.

Una cultura basada en la confianza, el respeto y el cuidado

Uno de nuestros valores fundamentales es el enfoque ‘community-driven’, que siempre tenemos en mente en nuestra relación con nuestros clientes, con los usuarios finales de nuestros clientes y con nuestros compañeros de equipo. En ese sentido, hemos creado una cultura basada en la confianza, el respeto y el cuidado. Y una parte clave de ello está en demostrar que el cuidado a largo plazo no se trata de palabras, sino de actuar de acuerdo a ello, por lo que también hemos establecido:

  • Reuniones semanales ‘all hands’ todos los viernes donde todos los ‘belvoers’ están presentes y donde se revisan todos los aspectos del negocio: KPIs, ventas, lanzamientos de productos, nuevas contrataciones, etc. También reservamos 15 minutos al final para preguntas y respuestas.
  • Los fundadores hacen sesiones de AMA (‘ask me anything’, o pregúntame cualquier cosa) cada mes para que todos se sientan cómodos y entiendan que todo el mundo es accesible y que, en Belvo, no tenemos tabúes. Estamos todos enfocados en crecer juntos como equipo y como empresa.
  • El equipo de People toma cafés informales con todos los miembros del equipo de vez en cuando. La interacción es clave en un equipo. Y la mejor manera de interactuar es conociéndose unos a otros y compartiendo experiencias.
  • Cafés «Donut» al azar. Hay una tendencia humana a hablar con la gente que está más cerca de ti, con la que trabajas día a día, o con la que tienes algo en común en términos de hobbies e intereses. Gracias a este espacio semanal al azar para tomar un café virtual puedes descubrir cosas en común, que ni siquiera pensabas o sabías que tenías. Y, lo mejor de todo: tienes una reunión agradable no enfocada en temas relacionados con el trabajo.
  • También tenemos reuniones más formales ‘one-to-one’ de forma mensual y trimestral a partir de las que se realiza la evaluación de rendimiento anual. En estos chequeos formales cada ‘belvoer’ revisa con su responsable el impacto que ha tenido como ‘belvoer’ durante el año y cómo seguir progresando en su carrera y en términos de responsabilidad. Y como somos una empresa nueva, y las cosas se mueven rápido, también nuestras carreras se mueven rápido.
  • En Belvo le damos a todos el nivel de responsabilidad que necesitan o quieren. Durante estos chequeos, los ‘belvoers’ responderán a una serie de preguntas predeterminadas para ayudarles a entender el impacto que tienen dentro de la compañía, para darles el espacio para compartir sus pensamientos. También es un escenario para dar y recibir retroalimentación con el fin de convertirse en un equipo más eficaz y alinear las expectativas.

Estos son algunos de los puntos clave que nos ayudan a estar alineados, construir y continuar ganando escala: tanto a nivel personal como de empresa. No obstante, estamos continuamente probando cosas nuevas si tienen sentido para nuestro equipo y estructura. Estas iniciativas nos ayudan a replicar la cultura que tenemos y a establecer unas raíces sólidas sobre las que poder ganar a escala manteniendo siempre el foco en las cosas que realmente importan.

¿Quieres unirte a nuestro equipo? Puedes ver aquí todas nuestras vacantes abiertas.

Cultura

Compartir

Estamos deseando saber qué vas a construir